¿Cómo cuidar mi joyería?

Todas hemos sufrido cuando nuestras joyas, ropa o cualquier accesorio al que le tenemos estima se desgasta y pierde su brillo original. Es normal, todo tiene un ciclo, pero si cuidamos de nuestras joyas debidamente es posible extender su vida útil y tenerlas con nosotras un rato más.

Cuidar las joyas es mucho más fácil de lo que te podrías imaginar,. El acero es un material durable y muy fácil de cuidar, sobre todo cuando es calidad 316L (grado quirúrgico, como nuestra joyería).

Ahora si pasemos a lo que debes y no debes de hacer para cuidar tu joyería.

Lo que no debes hacer

  • Evita aplicarte crema con tus joyas puestas: La crema es un enemigo de las chapas, de alguna manera desvanece los tonos además que ensucia las joyas al alojarse entre los recovecos de los diseños.
  • Ninguna joya es una herramienta de trabajoUsa tus joyas para arreglarte y verte más linda, pero si harás tareas pesadas, es mejor quitar aquellas que se pueden dañar o perder.
  • Báñate solo con aquellas joyas que no tengan elementos pegados: El agua caliente o tibia en tiempos prolongados, por ejemplo un baño, aumenta el riesgo de reblandecer los pegamentos por lo que incrementas el riesgo de caída de materiales, piedras o lo que este pegado. Por ende, si tus joyas tienen pegamento, no las mojes.
  • El agua daña a otros materiales como cueros: Cuida la exposición de tus joyas al agua. Si tu pieza es solo de acero, úsala libremente.
  • No uses líquidos limpiadores de joyería: Los abrasivos para limpiar joyería, son muy dañinos para cualquier tipo de joyería, incluso el oro. Estos abrasivos son sumamente agresivos sobre perlas y piedras porosas, como la malaquita, lapislázuli, etc.
  • Guarda tus joyas en lugares frescos y secos: Es importante, guardar tus joyas en lugares secos y no exponerlas al sol y mucho menos en bolsas de plástico, pues incluso el oro se mancha. Te recomendamos guardarlas en un alhajero.
  • Ten cuidado con el mercurio: Mantén termómetros alejados de la joyería, al romperse estos liberan mercurio el cual se adherirá a tu joya dejándola opaca y blanca.

Que sí hacer

  • Cuando la joya no requiere una limpieza profunda, basta con utilizar un paño suave y limpio para quitar los aceites naturales del cuerpo, el sudor o residuos.
  • Si quieres lavar tus piezas porque en verdad lo requieren, te recomendamos hacer lo siguiente:
  1. Reúne estos materiales: Agua, jabón liquido de cocina, bicarbonato de sodio, limones, un cepillo de dientes y una cajita con aserrín (o arroz si el aserrín es difícil de conseguir).
  2. Elabora una solución adecuada: Calienta un litro de agua en una estufa hasta que este tibia, luego añade un poco de detergente para trastos. Lo suficiente para que pueda limpiar.
  3. Elabora una pasta de limpieza: Ten un poco de bicarbonato de sodio y unos limones, con estos puedes formar una pasta para aplicarla en las piezas que lo requieran y lo soporten (esto es muy importante).
  4. Clasifica tus piezas: Separa tus piezas entre las que tengan pegamento y las que no. Puedes hacer subgrupos por color.
  5. Prepara tu caja de secado. En un recipiente puedes poner aserrín que consigas en cualquier maderería o en su defecto sustituirlo por arroz.
  6. Procede a limpiar: Una vez que preparaste tus piezas y material, toma en cuenta lo siguiente, la pasta limpiadora de bicarbonato y limón es un abrasivo, debes usarla con mucho criterio y solo cuando la pieza en realidad requiera una limpieza muy profunda. Usa el agua tibia con jabón y el cepillo de dientes, pasando esta solución con cuidado donde haya pegamentos, el agua debe estar tibia para que no despegue nada. Cuando lo hayas hecho enjuaga en el chorro de agua o algún recipiente con agua limpia para quitar el jabón, pasa un paño limpio para quitar el exceso de humedad y deposítalas en tu cajita de secado, dando un tiempo prudente para el secado.
Recuerda que si hay crema o suciedad excesiva en tu joya tal vez valga la pena utilizar la pasta, te sugerimos probar un poco para no desgastar la pieza.
Un mega tip, la pasta limpiadora funciona genial en la plata.

 

¡Listo! Ya sabes cómo cuidar tus joyas para prevenir un desgaste o inclusive limpiarlas en caso de que así lo requieran.

Al final del día tus joyas siempre lucirán tan lindas como tú, además siempre puedes regresar con nosotros para encontrar tu nueva joya especial.